domingo, 29 de noviembre de 2009

Fenómeno estraño...



Acabo de vivir un fenómeno estraño. Recojo las cosas de la peque, meto el chupete y sus juguetes en la bolsa, le pongo el mono de frío, me la enfundo en mis espaldas y salgo a la calle dispuesta a volver a casa. Pongo a Isona en su sillita, se enfada un poco y empieza a lloriquear, pero a la que arranco el coche, el pequeño zarandeo que le da la relaja, la tranquiliza y se queda mirando las luces de la calle. Hasta aqui todo normal.
Hago marcha atras, para salir del parquing de casa de mis padres y me dispongo a incorporarme a la avenida, miro hacia un lado y hacia el otro, no viene nadie, me incorporo, empiezo a circular y sigo sin encontrarme a nadie, ningún vehículo en movimiento, todos aparcados en batería.. pero tampoco hay nadie caminando por la calle, ninguna parejita joven, ningún matrimonio, ningún abuelito simpático mirando las obras, ni tampoco el típico que pasea a su perrito... nadie... Que estraño, por un momento me he sentido como la protagonista de una película americana protagonizada por Will Smith. Llego a casa y aparco el vehículo, hoy hemos encontrado parquing pronto y cerquita del portal. Le canto un poquito a mi pequeña, porque ha notado que el vehículo se ha parado, la cojo de su sillita, cerramos el coche y nos dirijimos al portal. Seguimos sin encontrarnos a nadie, por no estar, no estan ni los del cutre chiringuito de la tienda de chuchues que tenemos debajo de casa. Abrimos la puerta y subimos hacia a casa. Por las escaleras empezamos a oir algun que otro petardo... que estraño, si no son fiestas. Llegamos a casa, saludamos al Papi y al Jacko, nos quitamos las chaquetitas y empezamos a oir más petardos y gente gritando. Con el frío que hace van en manga corta y con la camiseta del Barça!!! por Dios pienso, si había futbol!!

Ahora lo entiendo todo.